La Competencia Global, la herramienta clave en la educación del siglo XXI

En la sociedad actual los cambios se suceden a una velocidad vertiginosa. La transformación es una constante en nuestras vidas y el futuro se vislumbra con incertidumbre. ¿Están los jóvenes preparados para el mundo que viene? 

Compartir Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

competencia-global-educacion-internacional-futuro-formacionEn la sociedad actual los cambios se suceden a una velocidad vertiginosa. La transformación es una constante en nuestras vidas y el futuro se vislumbra con incertidumbre. ¿Están los jóvenes preparados para el mundo que viene?

Por desgracia el sistema educativo actual no se actualiza al ritmo necesario y no responde a la demanda de un mundo cada vez más globalizado y cambiante, en el que la tecnología y la automatización presiden la mayoría de nuestras actividades. De hecho numerosos estudios pronostican el final de muchas de las profesiones actuales y el nacimiento de otras nuevas que ni siquiera ahora podemos imaginar.

En este escenario es evidente que el futuro de la humanidad dependerá en gran medida de la capacidad de adaptación a los cambios que demuestren los jóvenes. Por eso es absolutamente necesario que nuestros hijos desarrollen una serie de nuevas competencias que combinen los conocimientos científicos, lógicos y matemáticos, con la inteligencia emocional, la creatividad, el pensamiento crítico o la empatía. Serán precisamente estas últimas competencias las que les permitirán afrontar con garantías los retos del futuro tanto a nivel profesional como personal.

Competencia Global, la herramienta clave que les permitirá ejercer su liderazgo en este nuevo escenario mundial

Al mismo tiempo el mundo está inmerso actualmente en un contexto geopolítico inestable y en cierto modo alarmante, donde la globalización se ha ralentizado debido al crecimiento de movimientos nacionalistas, y donde la irrupción de nuevos partidos de ultraderecha está amenazando la democracia y los valores europeístas.

Por eso es más necesario que nunca que nuestros jóvenes se conviertan en ciudadanos globales, íntegros y responsables, que sean capaces de contribuir a la construcción de un mundo más justo y en paz. Un objetivo que sólo se alcanzará mediante el respeto a la diversidad, la igualdad de oportunidades y la cooperación entre los pueblos.

Esta doble transformación social, por un lado en el mercado laboral y por otro en el marco de la política internacional, obliga a todas las instituciones implicadas a encontrar nuevas vías que ofrezcan a nuestros jóvenes el conocimiento, la estabilidad y la formación necesarias para desarrollarse y liderar un mundo cada vez más complejo y diverso. En otras palabras, hemos de preparar a nuestros jóvenes en Competencia Global, la herramienta clave que les permitirá ejercer su liderazgo en este nuevo escenario mundial.

La Competencia Global es la capacidad de una persona para desenvolverse con éxito en entornos multiculturales

¿Pero qué es la Competencia Global?

La Competencia Global es la capacidad de una persona para desenvolverse con éxito en entornos multiculturales, interactuando con respeto, dignidad y responsabilidad y buscando siempre la sostenibilidad y el bienestar colectivo. La Competencia Global, que ha sido recientemente incluida en el Test PISA como su cuarta área de análisis, ofrece a los jóvenes la herramienta necesaria para desarrollar las llamadas 3 Cs: Conectar, Competir y Colaborar en un mundo globalizado y de manera sostenible tanto para el individuo como para la sociedad.

¿Y cómo pueden adquirir los jóvenes la Competencia Global?

En primer lugar es necesario alcanzar una gran alianza entre instituciones políticas, profesorado y empresas para enseñar la Competencia Global en colegios, universidades, organizaciones juveniles, ongs y los nuevos entornos laborales colaborativos. En segundo lugar es esencial incorporar en los programas académicos asignaturas especializadas en la Competencia Global como la empatía, la creatividad o la resiliencia. En tercer lugar, es imprescindible formar al profesorado en competencias transversales que se sumen a las competencias propias de las asignaturas tradicionales. Y por último, es necesario incluir un enfoque internacional organizando proyectos educativos globales que permitan a los jóvenes viajar a otros países para conocer otras culturas e idiomas.

La Competencia Global aportará a los jóvenes una herramienta muy útil para vivir y trabajar en un mundo tan cambiante y líquido como el actual, ayudándoles a superar los retos que se les presentarán a diario. En definitiva la Competencia Global ayudará a los jóvenes a transformarse en adultos responsables e íntegros y a muchos de ellos en los líderes que conducirán a las futuras generaciones hacia un mundo más justo, solidario y en paz.

Más entradas

¿Quieres sabes más de nuestros programas?

Contáctanos sin compromiso

Acceso a webinar
close slider

Déjanos tu e-mail y accede a nuestro webinar

Compra

Carrito vacío

Subtotal
€0.00
0