Voluntariado Internacional en India

Compartir Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Voluntariado Internacional en India
Voluntariado Internacional en India

“Una experiencia con sentido, que no te dejará indiferente”

Realizar un voluntariado es siempre una experiencia única y muy personal que te marcará en la vida. Si tienes claro que deseas aportar tu tiempo y conocimientos contribuyendo así a un mundo más justo y solidario, está claro que el voluntariado es una buena opción. Si además eres de los que opinan que todos somos responsables del bienestar de los demás y que nuestro deber como ser humano es contribuir a que todas las personas tengan una vida digna, puedes hacerlo trabajando como voluntario.

Otra ventaja para decidirte a realizar esta experiencia vital, es que sin duda siempre trae consigo un aprendizaje y, por tanto, te ayudará en tu desarrollo personal. Y si decidirte a hacer un voluntariado es una decisión totalmente personal, el decidirte por un destino u otro también lo es.

El voluntariado internacional es una gran opción que te dará la posibilidad de estar en contacto con una cultura local y una realidad diferentes y, sin duda, enriquecedoras. Todas estas contribuciones personales te enseñarán a ser tolerante y respetuoso con las culturas distintas a la tuya y valorar tu vida de una forma diferente.

¿Por qué elegir la India? Un país impresionante que te enriquecerá y con muchas opciones de voluntariado.

Dentro de todos los destinos posibles para realizar un voluntariado internacional, Asia y, más concretamente, la India, es un lugar frecuentemente demandado por los voluntarios internacionales.

Si la India es uno de los destinos que alguna vez se te han pasado por la cabeza y sientes atracción por este país tan enigmático y espiritual, prepárate a descubrir uno de los países más peculiares del mundo, apasionante y complejo, con una gran diversidad religiosa y cultural. Es precisamente esta riqueza cultural, étnica, lingüística, la que marca las desigualdades en la India y, del mismo modo, debido a sus potentes desigualdades, la India es uno de los países que más ayuda humanitaria necesita.

El continente asiático es grande y variado, tanto en su gastronomía, como en sus paisajes. Lleno de coloridos y espiritualidad, es un destino para aquellos que se sienten atraídos por su cultura y un amplio concepto de religiosidad latente en cada uno de sus rincones.

En Asia no se dan actualmente conflictos o guerras violentas más allá del eterno conflicto entre India y Pakistan, que se encuentra muy localizado en la frontera con Cachemira. Este conflicto perdura desde hace varias décadas y permanece relativamente estable desde el alto el fuego en 2003 que sigue en vigor.

India es el segundo país más poblado y el séptimo en extensión territorial del mundo. Alberga tesoros naturales y culturales de primera magnitud, como una de las siete maravillas del mundo, el Taj Mahal. Es uno de los lugares donde realizar un voluntariado que te reportará una de las experiencias más singulares, por su cultura, sus costumbres, su manera de vivir y sus contrastes. Zonas en India, el portal de la india antigua, guía de viaje.

Por todo esto, y si además te gusta el té, el criquet y el yoga, tu destino es la India. Sus habitantes poseen como rasgos comunes la amabilidad, la cordialidad y la simpatía, y seguramente llegarán a transmitirte su concepto armonioso de la vida a través de su calor humano. Aquí puedes descubrir más sobre India.

Pero, además de ser un país increíble, India es un país donde existen muchas opciones de voluntariado. Es muy importante que, cuando decidas hacer un voluntariado, escojas bien el ámbito en el que quieres colaborar. Hay muchas áreas como la de salud, proyectos de alfabetización, construcción de infraestructuras, y un largo etcétera en los que se buscan voluntarios, pues las líneas de proyectos abiertos para la ayuda en India son tan amplias como su territorio y sus necesidades.

Me voy a India, ¿y ahora qué?

  1. Primer paso: elegir con quién irás. Elegir la ONG con la que queremos realizar el voluntariado es fundamental. Debe ser una con la que nos sintamos cercanos a sus principios y objetivos, y una vez decidido esto, hay que tener claro que debemos estar a disposición de la ONG y no al revés. Así no nos decepcionaremos si las tareas asignadas en nuestro voluntariado no son las deseadas. Mundo voluntario (aquí encontrarás muchos proyectos), Voluntarios en el mundo, Haces falta, Pandora, Vicente Ferrer.

Si ya te has decidido por el tipo de voluntariado y la zona de India, preparar el viaje no resulta muy complicado, aunque sí hay que hacer una lista de cosas necesarias previas y algunas recomendaciones durante tu estancia como voluntario en la India.

Lo primero lógicamente será documentarte lo máximo posible sobre la India. Habrá muchas guías de viaje sobre tu destino elegido, lee todo lo que puedas, siempre viene bien. También tienes acceso en las páginas del Gobierno Español y del Gobierno Indio a información sobre el país.

2. Elige con cuidado la época del año en la que vas a viajar. India, como hemos dicho, es un país de contrastes, y esto también afecta a las temperaturas, a tener muy en cuenta. Por eso, no es lo mismo viajar en los meses entre marzo y junio, que se caracterizan por sus altísimas temperaturas, de hasta 48 grados y en los que apenas hay mosquitos, o los de junio a septiembre, que es la época del monzón, caracterizada por las lluvias, la humedad y los mosquitos. Los meses de octubre a febrero se caracterizan porque sus temperaturas son más frías, pero tienen la ventaja de que hay menos mosquitos.

Precisamente hablando del clima, es muy importante elegir ropa y calzado adecuados. Los mejores son aquellos hechos de fibras naturales (algodón, lino, etc.), prendas ligeras y no ajustadas y de colores claros, es bastante recomendable cambiarse de ropa a menudo. Otro dato a  tener en cuenta es que la población local no acostumbra a enseñar sus piernas y, las mujeres, tampoco sus brazos. Los pantalones cortos no están prohibidos, ni mucho menos, pero pueden ser una fuente de atracción para las miradas curiosas. En cuanto al calzado, amplio y ventilado para evitar infecciones por hongos.

3. El transporte: Si el viaje no lo gestionas con la agencia de viajes que suele tener convenio con la ONG con la que vayas a realizar el voluntariado, saca tus billetes de avión con tiempo para que te salgan más económicos. Podrás elegir hacer escala en Frankfurt y Estambul, puedes encontrar billetes desde los 400€ con Turkish Airlines.

4. Documentación y visado: En cuanto a la documentación, es muy útil escanear todos los documentos importantes, principalmente los de identificación, como pasaportes o médicos, y mandártelos a tu propio correo. Así, en caso de pérdida o extravío podrás acceder a ellos rápidamente. Y pensando ya en los documentos que nos harán falta para poder entrar a la India, el visado es obligatorio.

La propia agencia de viajes puede ayudarte a sacarlo. Esto es más fácil y rápido, aunque también lo puedes solicitar tú mismo. Para ello, debes descargarte y rellenar la solicitud de visado y tener el pasaporte en vigor, aportar tres fotos de carnet y pagar las tasas correspondientes. Dependiendo del tipo de visado, si vives en Madrid puedes hacerlo presencial en la oficina de Arke BLS Center, sino, mediante transferencia y haciendo un envío por SEUR a la misma oficina.

Existen diferentes tipos de visado que varían según la actividad que vayamos a desarrollar en el país e igualmente sus precios son diferentes. Van desde los 25 euros, lo que sería un visado a de tránsito, hasta los 240 un visado por entrada o negocios para cinco años, así que para gustos los colores y dependiendo de la labor que vayamos a realizar y el tiempo estimado, así será su precio y duración.

5. El dinero a llevar: no podemos olvidar el dinero, cash o Cambio de Divisas. La moneda nacional son las rupias. Se puede cambiar dinero en todos los aeropuertos internacionales y están encantados de comprar euros, así que no hace falta el paso intermedio a dólares (1 euro equivale a 71 rupias). Fuera de puntos neurálgicos como las estaciones de tren o de los barrios más lujosos de las ciudades, no es muy común la presencia de cajeros automáticos. Tampoco está muy extendido el pago con tarjeta, así que es recomendable llevar siempre suficiente dinero encima.

La vida en la India es barata. Como referencia, comer puede costar unas 100 rupias, utilizar un rickshaw para desplazarte dentro de una población entre 10 y 50 rupias, una botella de agua 20 rupias y un snak en un puesto unas 5 rupias.

6. Algo que nos suele preocupar siempre que viajamos al extranjero es el tema de las vacunas. Lo primero y más sensato es ir a hablar con tu médico de cabecera, escuchar sus recomendaciones y comprobar las vacunas que tienes puestas. En algunos sitios, como en Sanidad Exterior, te aconsejan vacunarse de casi todo, pero en muchos otros lugares, al no haber ninguna vacuna obligatoria en India si se tienen unas precauciones básicas, sobre todo en cuanto al agua y los mosquitos, no has de tener ningún problema. Las vacunas más frecuentes que los voluntarios suelen ponerse son la de la hepatitis A, la hepatitis B, la fiebre tifoidea, el tétanos-difteria, e incluso la Triple Vírica.

Algo curioso es que aún no se comercializa vacuna alguna contra la malaria, existen opciones pero el mejor consejo es siempre llevar un buen repelente de mosquitos, y dormir con mosquitera. Por tanto con toda la información en la mano, la decisión en cuanto a vacunarte y de qué, es tuya ya que no se te obliga a nada.

Lógicamente, no nos debemos olvidar de preparar un botiquín para nuestro viaje, pero algo mesurado. No deberá ocuparnos la mitad de nuestra maleta, la cantidad dependerá de la duración de nuestra estancia. Es decir, no hace falta meter cajas completas y, sin duda, lo que no podemos olvidar son las pastillas para la diarrea (como Fortasec) y el seguro médico.

Mi Botiquín para la India.(Varios enlaces) Ej.2  Ej.3

Cuidaremos nuestra salud durante nuestro voluntariado principalmente si controlamos los alimentos que ingerimos y lo que bebemos. En India existe una norma básica y comúnmente conocida con respecto al agua, SIEMPRE TOMAR AGUA EMBOTELLADA, hasta para lavarse los dientes. De esta forma evitaremos ponernos malos, algo básico si tenemos en cuenta que como norma general no debemos beber agua del grifo cuando viajamos. Por eso debemos evitar tomar verduras frescas, probablemente lavadas con agua de grifo, y tendremos que pelar siempre la fruta que comamos. Por supuesto, en las bebidas debemos evitar el hielo cuya agua procede del grifo.

Cualquier duda al respecto de temas prácticos, podemos consultarla en la Embajada de Madrid o los consulados de Barcelona y Tenerife. www.embassy-worldwide.com

¿Te vienes con nosotros?

Si ya has decidido que quieres vivir la experiencia del voluntariado y buscas una ONG con experiencia y que te aporte seguridad y proyectos fiables en los que puedas participar aportando tus conocimientos y ayudar al mismo tiempo, en Pandora estamos a tu disposición para guiarte en el proceso y ofrecerte distintos voluntariados dependiendo de tus inquietudes y disponibilidad.

En Pandora te mostramos diferentes opciones de colaborar, ya sea mediante un voluntariado  internacional, viajes solidarios, verano internacional y solidario, prácticas profesionales en empresas y microproyectos de cooperación.

Todos estos proyectos se desarrollan en zonas en las que llevamos tiempo trabajando con voluntarios, algunas de las regiones donde Pandora realiza sus proyectos son las zonas de: Himachal Pradesh (zona de los Himalayas), Jaipur (capital de Rajasthan), Goa, Calcuta, Karnataka, Kerala, Tamil Nadu,  Karnataka, Kundapur, Mumbia y Bangalore.

Nuestra recomendación personal desde AIPC Pandora es que, para realizar un voluntariado en India, se requiere manejo del idioma inglés a nivel conversación, pero más importante que el idioma es sin duda llevar la mente abierta. Debemos ser conscientes que nuestro mundo no es el único mundo que existe, sino que existen otros, igual de bonitos e igual de interesantes y en los que la gente es igual de feliz.

Un último consejo, la mejor solución a las incomodidades lógicas que inevitablemente sufriremos al salir de nuestra zona de confort es una bien sencilla, adaptarse.

De India dicen que o la amas con locura o la odias, pero estamos seguro que si lo que buscas es aportar tu granito de arena en los diversos proyectos de voluntariado que tenemos en India, volverás enamorado de las risas de los niños, la amabilidad de su gente y la espiritualidad que se respira en cada esquina. Mira aquí algunas de las experiencias de nuestros voluntarios contadas por ellos mismos.

Esta sí es una experiencia con sentido 😉

Más Información sobre India:

www.embassy-worldwide.com

www.lonelyplanet.es

www.euroresidentes.com

india-tourism.com

Más entradas

Blog

Historias que cambian el mundo

Bienvenid@ a Historias que Cambian el Mundo. En esta sección queremos dar voz a todos y todas los/as jóvenes que han vivido experiencias transformadoras por el mundo,

¿Quieres sabes más de nuestros programas?

Contáctanos sin compromiso

Acceso a webinar
close slider

Déjanos tu e-mail y accede a nuestro webinar

Compra

Carrito vacío

Subtotal
€0.00
0