Voluntariado en Nepal: diario de viaje

Voluntariado en Nepal: diario de viaje

Nuestros participantes en el programa VIS que han viajado a Nepal han escrito un Diario de Viaje en el que cuentan sus experiencias. Sus palabras y sus fotos nos sirven para conocer minuto a minuto todas sus vivencias: su implicación en los proyectos, sus excursiones, sus paseos, sus visitas a los colegios… Gracias, María, Enrique, Javier, Luna, Sara, Pablo, Alex y Bárbara por enviarnos vuestros textos y vuestras fotos. Es como si estuviéramos allí.

 

11.7.19 Kathmandu

 

Estos tipos de caras pintadas, largas barbas y llamativas ropas color naranja/amarillo son los sadhu, ascetas que viven en la cuarta etapa de la vida y que, después de haber seguido el camino de la iluminación, haber sido monjes, padres y peregrinos, han decidido llevar una vida de penitencia y austeridad. Para hacerles la foto les hemos tenido que dar algo de dinero, pero han posado la Mar de pacientes y de salseros para todo/as nosotro/as. Estaban en el primer templo que hemos visitado, Pashupatinath, que es el crematorio de Kathmandu, un lugar impactante, escalofriante, diferente, sorprendente… Hemos visto la incineración de tres cuerpos, como arrojaban Sus cenizas seguidamente Al río y Como, para finalizar la ceremonia, limpiaban los restos de cenizas y fuego con cubos de agua; hemos visto como transportaban un cadaver en una camilla de madera y tela que iba a ser incinerada poco después; y Como un montón de espectadores, transeúntes y oradores compartían ese Lugar sagrado para unos, de paso para otros y un espectáculo para los restantes. Allí se encuentra el templo mas importante para los hinduistas, reservado el derecho de admisión para quienes profesan dicha religión (y quién sabe si es que piden el carnet Al entrar o tienen una clave Secreta, pero en cualquier caso nosotro/as no hubiésemos colado como practicantes). Después hemos estado en la estupa (templo sagrado para los budistas) más grande de todo Asia, y entiendo que del mundo entero. Dicen que esta estupa es para los budistas como la Meca es para los musulmanes, un lugar al que todos los creyentes aspiran visitar. Y el tercer Lugar es el llamado comúnmente, al uso, en la práctica, el templo de Los Monos. Su verdadero nombre es Swayambhunath, pero prefiero llamarlo el de Los Monos.
María

 

12.7.19 de camino al Parque Nacional de Chitwan

 

Nos despertamos a las 6:30 para ir a nuestro siguiente destino y, como siempre, con todas las ganas del mundo!! Nos esperaba un viaje muy pero que muy largo, pero supimos hacerlo ameno con todos los juegos que propusimos. Cansados, llegamos al rafting que estaba en la bahía de Chitwan y allí nos explicaron cómo debemos ponernos el chaleco salvavidas y el Halmet. Nos enzarzamos en la aventura y… todo/as pensamos que íbamos a morir!! Nos dividimos en dos grupos cada cual con dos monitores y comenzamos a descender el río. Había partes donde había mucho oleaje y teníamos que seguir remando, Enrique se quejaba mucho porque todas las olas le llegaban a él y acabó empapado, parecía aposta!! A los 5 km hicimos una parada para comer en un sitio muy bonito donde, sorprendentemente, comimos arroz, pollo y sopa. Algunos estuvieron jugando a un típico juego Nepalí con los locales, pero no recordamos el nombre.
Retomamos el viaje unos 10 km más. Se nos hizo eterno pues nos habíamos quedado frío/as cuando habíamos parado a comer. Terminada la aventura nos cambiamos pues toda nuestra ropa estaba empapada. Luego cogimos la furgoneta y fuimos al nuevo hotel dónde nos acogieron muy bien. Cómo estaba lloviendo a cántaros tuvimos que cambiarnos de cuarto por riesgo de inundaciones «el monzón ha venido fuerte y el nivel del río ha subido». Eso condicionó nuestras actividades que quedaron a expensas de que parase de llover. Terminamos el día cenando todo/as junto/as en el comedor y nos fuimos a la cama pronto ya que al día siguiente madrugábamos.
Enrique y Javier Cajigas

 

13.7.19 de paseo por Chitwan

 

Ayer fue un día muy intenso repleto de actividades. A primera hora de la mañana, al ver que estaba lloviendo a cántaros, se anuló nuestra excursión a la jungla, y nos propusieron un paseo en bici. Lo que pensábamos que iba a ser un simple paseo por el pueblo resultó ser una intensa vuelta por el paisaje nepalí en el que nos encontramos varios animales como elefantes, ciervos, caballos, vacas, perros o patos. Además, nuestro momento favorito fue cuando tuvimos que atravesar un charco que parecía un río ya que nos cubría hasta la cadera (shoutout a la sanguijuela que le picó a Bárbara). Duró más de lo que muchos podíamos aguantar e incluso alguno/as se perdieron  pero lo disfrutamos mucho.

 

 

Tras un merecido descanso, y al ver que el río seguía sin bajar, se organizó una excursión con jeep a la jungla. Antes de adentrarnos, tuvimos la suerte y el honor de haber podido asistir en directo a una batalla de lucha libre entre dos niños de 12 años, no hubo ningún herido… Nos advirtieron de que se necesitaba silencio para ver a los animales, cosa que nos costó un poco respetar, puede ser ese el motivo por el que «solo» vimos ciervos, monos, pájaros y cocodrilos. A la hora de descansar estuvimos jugando a juegos de mesa como la Resistencia o el alto lápiz en el que descubrimos nuevos colores como el zafiro, el pistacho y el caqui. Terminamos el día viendo una danza local un tanto peculiar que sorprendió a uno/as y decepcionó a otro/as. Y finalmente, se despertaron Quique y los Javis para la cena.
Luna y Sara

 

14.7.19 jungla

 

Nuestro día empezó con el habitual desayuno programado para las ocho. Pese a algunas tardanzas habituales, conseguimos llegar a nuestro destino a tiempo e iniciamos sin más dilación nuestra excursión por la jungla. Tras dos horas y media de constantes sorpresas y emoción, caminando rodeados de vegetación y algunos animales, como ciervos y algún que otro cocodrilo, finalizamos nuestra pequeña aventura cubiertos de barro. Al regresar al hotel nos esperaba un delicioso manjar nepalí (macarrones con queso). Tras una profunda siesta nos aventuramos de nuevo en la selva, pero esta vez sobre el lomo de un elefante. Sin embargo, alguno/as compañero/as decidieron no realizar esta actividad, dado que estaba en contra de sus valores morales.

 

 

Tras dos horas de constante balanceo y algún que otro susto un tanto desagradable, llegamos de vuelta al hotel. Una vez cenados, decidimos realizar alguna actividad lúdica para reforzar nuestros vínculos como piña. Finalmente, exhausto/as a causa del cansancio, nos dirigimos cada uno/a a su humilde morada con tal de sobar.
Pablo y Alex

 

15.7.19 welcome to the Community!

 

Llego el día de ir a la comunidad!! El colegio y la Comunidad nos dan la bienvenida. Llegamos a las 11am a Rampur y lo primero que hicimos fue conocer a nuestras familias. Nos acomodamos y fuimos a la escuela para conocer a todo/as lo/as niño/as y personas que día a día hacen posible el proyecto. Nos sentimos muy acogido/as e ilusionado/as, con muchas ganas de empezar!! Por la tarde nos fuimos dando un paseo hasta el pueblo para conocer los alrededores y a la vuelta… Una increíble e inesperada lluvia monzónica nos empapó a todo/as! Nos fuimos a casa lo más rápido que nos permitía la lluvia a refugiarnos con nuestras familias, nada mejor que un te caliente para secarnos.
Pd. En ese momento comprendí porque se extrañaban con mi chubasquero que sólo cubre hasta la cadera…

 

16.7.19 empezamos con la tarea

 

Hoy ha sido el primer día de trabajo en Rampur. El trabajo en el huerto comenzaba a las 8 pero por algún retraso para nada habitual empezamos a las 8:20. Tenemos que trabajar dos horas en el huerto sacando malas hierbas y removiendo la tierra. Tras una hora y media de duro trabajo volvimos con las familias para comer Dhal-bat y las chicas comieron en el restaurante del pueblo.

 

 

A las 12:00 empieza el trabajo en la escuela y tuvimos que dividirnos las clases en parejas. En un principio solo estábamos 5 ya que las que comieron fuera llegaron tarde. Los chicos tuvimos que dividirnos en una clase cada uno pero algunos no se atrevieron a ir solos así que tuvieron que juntarse y esperar a que las chicas llegaran para completar todas las clases. Hay cinco clases con niño/as desde 6 años a 14. Las clases se dividen en una primera hora y media de clase teórica, un descanso para comer de media hora y después otra hora de clase con algún juego. Tras acabar las clases nos juntamos con todo/as lo/as niño/as para jugar en el patio. Acabamos agotado/as tras un duro día de trabajo para cenar a las 7 o 7:30. A las 8 quedamos el grupo en la casa más grande para hablar. Nos acostamos pronto para poder levantarnos temprano.
Alex y Bárbara

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lost your password?

User registration is disabled for now. Contact site administrator.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies