Microproyecto Guatemala Julio UEM: Welcome to the Jungle

Habíamos cruzado medio país en camioneta persiguiendo el amanecer. Nos moríamos por una ducha caliente y una cama blandita cuando nos encontramos con que el cómodo hotel con el que habíamos estado fantaseando las 9 horas de trayecto consistía en una serie de cabañas perdidas en medio de la jungla, rodeados de sapos, bichos y otras especies no muy amigables y, por supuesto, sin rastro alguno de agua caliente.

José Ángel, Laura, Federico, Carmen y Mercedes

Estaba atardeciendo, había tormenta y llovía a cántaros, por lo que fue una sorpresa cuando una de nuestras compañeras propuso ir a darnos un baño al río, que cruzaba la selva justo a nuestra vera. “¿Al río? ¿Pero, ahora?” Lo pensamos mejor: ¡pues, claro que ahora! ¿Cuándo si no íbamos a probar cómo era eso de darnos un chapuzón en plena tormenta y en medio de la jungla guatemalteca?

Agua helada, todo tipo de saltos y chapuzones y el sonido de la lluvia (y truenos) mientras nos bañábamos como locos: la aventura en Semuc Champey había comenzado y aún no era comparable a lo que nos esperaba al día siguiente.

Nos aguardaba una auténtica aventura el descenso a las pozas naturales en las profundidades de la selva, las vistas de miles y miles de murciélagos volando a ras de nuestras cabezas en las cuevas de Lanquín, viajes en pick up atravesando la naturaleza en su estado más puro y viendo paisajes alucinantes, alguna picadura de mosquito no deseada y la experiencia de un grupo de personas de Alemania, Austria, EEUU, Italia, Bélgica y España descubriendo los rincones de Guatemala y reflexionando sobre lo maravilloso que es viajar, conocer culturas y entender necesidades, valorar la importancia real que tienen las cosas; vivir y comprender que, al final, todo es compartir.

José Ángel, Laura, Federico, Carmen y Mercedes

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Your Cart
    Your cart is emptyReturn to Shop