Estudiar en Nueva Zelanda, la tierra de la gran nube blanca

Estudiar en Nueva Zelanda, la tierra de la gran nube blanca

Nueva Zelanda se ha convertido en los últimos años en el destino elegido por miles de estudiantes de todo el mundo para cursar sus estudios. El sistema educativo neozelandés está considerado uno de los más avanzados del mundo y en las últimas conclusiones del Informe Pisa se ha situado en los primeros puestos, por encima de países como Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Holanda o Suecia. El sistema educativo de Nueva Zelanda es un modelo de innovación pedagógica y de integración cultural. Por un lado intenta recuperar y preservar la cultura maorí, y por otro fomenta la creatividad y el pensamiento crítico. 

Nueva Zelanda: un nuevo programa educativo de AIPC Pandora

Por la gran calidad de su sistema educativo, AIPC Pandora ha sumado Nueva Zelanda a su lista de destinos académicos y lo ha integrado dentro de su programa Año Académico en el Extranjero. El programa, que ofrece la posibilidad de elegir entre 3 meses y un curso escolar completo, está dirigido a jóvenes de 14 a 18 años y permite a los estudiantes alojarse en casas de familias de acogida. El programa “Año Académico en Nueva Zelanda” de AIPC Pandora asegura una inmersión total en la cultura del país a través de la convivencia de los jóvenes con familias locales, practicando el inglés en todo momento y relacionándose con otros estudiantes de diferentes nacionalidades.

De lunes a viernes los alumnos dedican entre ocho y diez horas a numerosas actividades culturales y de voluntariado, y durante las vacaciones pueden realizar viajes organizados a la Isla del Norte, la Isla del Sur y Australia. Además, los jóvenes que empiezan su período formativo en enero o en julio, participan en un campamento de verano, donde empiezan a familiarizarse con la cultura, el clima y las costumbres del país.

AIPC Pandora es una organización experta en educación internacional y es pionera en España en la implantación de la Competencia Global, la nueva tendencia que está revolucionando el sector de la educación y que ha sido recientemente incluida en el Test Pisa como una nueva área de análisis. La Competencia global puede definirse como la capacidad que debe tener una persona para desenvolverse con éxito en entornos multiculturales, interactuando con respeto, dignidad y responsabilidad  y buscando siempre el bienestar colectivo. Por eso, experiencias como estudiar en otro país favorece en los jóvenes la adquisición de esta nueva competencia, desarrollando en ellos habilidades como la empatía, la tolerancia o el respeto a la diversidad.

Las ventajas de estudiar en Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es un país fascinante. Sus exuberantes paisajes, su naturaleza salvaje y sus interminables costas lo convierten en un lugar único en el mundo. Pero también se trata del lugar elegido por miles de estudiantes y sus familias para aprender inglés y para cursar sus estudios internacionales. Entre las ventajas que ofrece para los jóvenes estudiar en Nueva Zelanda destacan las siguientes:

1. El alumno es el protagonista

Las autoridades educativas promueven un modelo de enseñanza que sitúa al alumno en el centro de todas las actividades, animándole a crear, resolver problemas, innovar y a trabajar en equipo. El objetivo es desarrollar todo su potencial para prepararle para el mundo real del siglo XXI. 

2. El inglés es el idioma oficial 

En Nueva Zelanda la enseñanza es siempre en inglés, aunque también existen algunas escuelas y universidades que imparten sus clases en el idioma maori. Por esa razón, estudiar en Nueva Zelanda es una excelente oportunidad para aprender inglés, practicándolo a diario tanto en la escuela como en el hogar, con las familias de acogida.

3. Compromiso intercultural

El gobierno neozelandés ha impulsado desde los años noventa la participación de la comunidad maorí en el sistema educativo, el pueblo indígena que representa el 14% de la población y cuya historia, idiomas y cultura están experimentando un nuevo resurgir. Esta visión demuestra un fuerte compromiso con la interculturalidad.

4.  Se fomenta la inteligencia emocional 

El sistema educativo neozelandés se basa en metodologías dirigidas al desarrollo de habilidades emocionales como la creatividad, la asertividad, la resiliencia, el trabajo en equipo o el liderazgo. El desarrollo emocional de los alumnos es tan importante como el desarrollo intelectual y los profesores reciben anualmente cursos de capacitación para formarse en estas disciplinas. 

5.  La enseñanza es gratuita 

Los niños neozelandeses deben asistir obligatoriamente a la escuela a la edad de 6 años, pero la mayoría ingresan antes, a los 5 años. Durante su etapa formativa, los niños cursan los ciclos de Primaria (de 6 a 12 años) y Secundaria (de 13 a 18 años). Durante todos esos años la enseñanza es gratuita para todos, y además el gobierno neozelandés ofrece un programa de educación a distancia para los alumnos que por razones de salud u otros motivos no pueden asistir a clase. 

6.  La enseñanza pública está muy valorada

La mayoría de los niños neozelandeses asisten a escuelas públicas. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el 96% de los niños de Primaria y el 85% de Secundaria asisten a a escuelas públicas. La escuela pública es 100% laica.

7.  Las familias son clave en el proceso educativo

Las escuelas neozelandesas están regentadas por un consejo de administración formado por profesores, pero también por representantes elegidos por los padres de los alumnos. Los padres de los alumnos desempeñan un papel protagonista en la toma de decisiones dentro de los centros educativos.

8.  Los docentes tienen mucha flexibilidad

Durante los cursos de Primaria y los primeros años de Secundaria, los profesores deben cumplir .un programa, que establece ocho áreas de aprendizaje – ciencias sociales, tecnología, ciencias naturales, lengua, artes, matemáticas y estadística, salud y educación física e idiomas – y cinco competencias básicas – autogestión, relación con los demás, participación y contribución, pensamiento y uso de símbolos y textos lingüísticos. Sin embargo, los profesores gozan de libertad para adaptar el programa a las necesidades de los alumnos.

9.  Los docentes están muy bien valorados

El profesorado neozelandés debe superar tres años de estudios universitarios, dos años de trabajo en escuela bajo tutela y un examen final de acceso. Están muy bien considerados por la población y su sueldo supera los 45.000 euros anuales. 

10.  La inversión en educación es muy elevada

Nueva Zelanda destina un 7,3% de su PIB a educación, un 2% más que la media de los 36 países que conforman la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (5,8%) , y un 3% más que España (4,3%). Este dato demuestra el valor que representa la educación para las autoridades del país.

Si estás interesada o interesado en el programa “Año Académico en Nueva Zelanda” de AIPC Pandora, ponte en contacto con nosotros en este mail 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lost your password?

User registration is disabled for now. Contact site administrator.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies