Viviendo entre orangutanes en Malasia

Compartir Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Pocas experiencias son tan impactantes como encontrarse frente a frente con una comunidad de orangutanes en plena naturaleza. Observar su comportamiento y disfrutar con sus reacciones nos reconcilia con el planeta, nos acerca al reino animal y nos recuerda quiénes somos y de dónde venimos.

Algunas zonas de Malasia, como la isla de Penang, son uno de los hábitats naturales de los orangutanes. Se encuentra en la costa noroeste de la península de Malaca y cada año es visitada por miles de turistas de todo el mundo atraídos por la presencia de estos impresionantes primates.

proyecto-conservacion-orangutanes-voluntariado-aipc-pandora

AIPC Pandora desarrolla en Penang y en la ciudad de Taiping un programa en el que los participantes contribuyen a la conservación de los orangutanes a través de actividades de voluntariado que combinan el cuidado de estos animales con la restauración de centros escolares. Los participantes, cuyas edades oscilan entre los 16 y los 18 años, se alojan en residencias de voluntarios internacionales, donde coinciden con jóvenes de otros países. Además durante todo el programa están acompañados por sus coordinadores, que aseguran su bienestar y seguridad.

El programa desarrollado por AIPC Pandora permite a los jóvenes participar en un proyecto internacional en una comunidad del sudeste asiático, promoviendo la ciudadanía activa y el parternariado entre diferentes agentes de la sociedad civil. Además, mejoran su nivel de inglés, a través de la práctica con otros jóvenes y de su enseñanza a niños malayos. Los participantes realizan numerosas actividades: educación infantil, restauración de escuelas, cuidado de orangutanes, talleres de cocina, talleres de danza, y visitas a lugares de interés cultural y religioso.

Los orangutanes, una especie fascinante que muestra conductas sorprendentes

La palabra orangután proviene del malayo “Orang Hutan” y significa “hombre de la selva”, seguramente porque a las primeras personas que los contemplaron les sorprendió su aspecto “casi” humano. No en vano los orangutanes comparten con nosotros el 96,4% de sus genes.

Los orangutanes son nativos de Malasia y de Indonesia, y como todos los grandes simios, poseen una inteligencia notable. Además, los orangutanes son unos de los primates menos agresivos y suelen ser animales amigables. Numerosos estudios han descubierto que los orangutanes son capaces de ejecutar ciertas conductas aprendidas culturalmente. Una prueba de ello es que en 1990 se descubrió un grupo de orangutanes que utilizaban herramientas para recolectar alimentos. La existencia de ese legado cultural demuestra que muchos comportamientos de los orangutanes no se basan en orígenes ambientales o genéticos, sino que se trata de conocimientos que se transmiten de generación en generación.

Las actividades de AIPC Pandora incluyen diversas visitas a centros de conservación de orangutanes, donde los participantes pueden contemplar de cerca a estos fascinantes animales e incluso colaboran en diversas tareas, como la alimentación o la limpieza.

Convivir con orangutanes en estado salvaje es una experiencia sin duda difícil de olvidar y permite a los participantes vivir de cerca una realidad que difícilmente olvidarán a lo largo de su vida.

Hace un siglo la población de orangutanes en Malasia e Indonesia superaba los 230.000 individuos, pero en la actualidad el número se ha reducido dramáticamente, especialmente en los últimos veinte años, y hoy se trata de una especie en peligro crítico de extinción. La razón hay que asociarla a la destrucción masiva de bosques, debido a la demanda de madera y aceite de palma para el consumo mundial. Esos bosques constituyen su hábitat natural y su desaparición supone para los orangutanes una sentencia de muerte. Los programas de conservación en los que colabora AIPC Pandora incluyen la reforestación de esta zona.

Malasia, un auténtico paraíso natural

Malasia es un país apasionante y lleno de innumerables atractivos: playas de ensueño, naturaleza salvaje, una gastronomía muy variada y exquisita, y una extraordinaria diversidad cultural. Además su población es muy amable y simpática, y se trata de un país muy seguro para los visitantes.

Malasia se encuentra en la zona centro del Sudeste Asiático y su territorio está dividido en dos regiones separadas por el Mar de la China Meridional. El clima es tropical, cálido y húmedo. En la zona oriental y en la isla de Borneo (cuyo superficie está repartida entre Brunei, Indonesia y Malasia) el monzón empieza hacia el mes de octubre y termina hacia febrero. En la zona occidental peninsular, la estación de lluvias dura desde mayo hasta octubre, pero las lluvias no suelen ser muy copiosas.

Sin duda alguna la gastronomía malaya es uno de los principales alicientes del país, con una gran variedad que combina especialidades autóctonas con influencias chinas, indias y portuguesas, además de fusiones que son muy apreciadas por los paladares más exigentes, como “baba nyonya” o “chetti”. Malasia es sin duda el paraíso para los amantes de las especias y la comida picante.

Para los participantes del programa impulsado por AIPC Pandora en Malasia, colaborar en la conservación de unos animales tan fascinantes como los orangutanes es sin duda una experiencia que transformará su visión de la naturaleza.

Más entradas

Blog

Historias que cambian el mundo

Bienvenid@ a Historias que Cambian el Mundo. En esta sección queremos dar voz a todos y todas los/as jóvenes que han vivido experiencias transformadoras por el mundo,

¿Quieres sabes más de nuestros programas?

Contáctanos sin compromiso

Acceso a webinar
close slider

Déjanos tu e-mail y accede a nuestro webinar

Compra

Carrito vacío

Subtotal
€0.00
0