Verano Internacional y Solidario en India: La felicidad no es una meta sino un camino

Compartir Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

«Bueno, este es el momento de pararte a pensar en todo lo que hemos vivido y aprendido en estas 3 semanas en la India. Por mi parte he aprendido a valorar mucho más las cosas. Al ver que mucha gente no tiene la suerte de tener cosas que en España u otras partes del mundo mucha gente tiene. Como ir al colegio, estudiar en una universidad o incluso tener un juguete con el que jugar. También he tenido la satisfacción de ver como los niños eran tan felices cuando íbamos a jugar con ellos por las tardes, y cómo te cogían cariño. Pintar la clase, para que los niños puedan tener un entorno mejor para estudiar, eso me ha hecho muy feliz. He aprendido mucho. Voy a valorar mucho las cosas ahora que he visto estas circunstancias de vida. Que no es solo pensarlo o imaginarlo, sino que hay que vivirlo para saber de verdad lo que se siente, lo que los niños (las familias) sienten al no poder vivir bien. Aun así he aprendido que la felicidad no es una meta, sino un camino, eso quiere decir que no tengo que tener algo para ser feliz sino que como aquí, que son siempre felices sin tener nada o muy poco, que el dinero o tener muchas cosas, no da la felicidad. Porque aunque estas familias vivan así, son felices, sonríen y se ríen, que es lo importante.

Marta Moreno Luque
Marta Moreno Luque

Esta experiencia me ha servido de mucho. Mucho más de lo que imaginaba. La convivencia entre nosotros ha sido muy buena, somos todos muy diferentes pero nos entendemos muy bien, hemos afrontado las adversidades con positividad y buen humor. Tuvimos una clase de Hindi, muy divertida la verdad, les hacía mucha gracia como pronunciábamos las cosas. A nosotros nos hacía gracia pronunciarlas. También tuvimos una clase de yoga, un taller de henna y lo de dormir en un tren rodeado de gente que no conoces o hacer treking por el Himalaya eso si que son experiencias… Fuimos a un orfanato y lo que más me llamó la atención  fue, lo mucho que se apreciaban y se querían entre ellos. Se llamaban «sister» o «brother» como si fueran hermanos. Me gustó mucho jugar y pasar la tarde con ellos.

La verdad es que esta experiencia va a ser inolvidable. Voy a echar mucho de menos a todas estas personas que me han hecho sentir tan bien aquí.»

Marta Moreno Luque

Más entradas

¿Quieres sabes más de nuestros programas?

Contáctanos sin compromiso

Acceso a webinar
close slider

Déjanos tu e-mail y accede a nuestro webinar

Compra

Carrito vacío

Subtotal
€0.00
0