Francisco Javier Almagro Pérez: «Realizar el SVE es buena oportunidad para conocer gente con otro punto de vista»

Compartir Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Somos cuatro cooperantes de la Unión Europea, de diferentes nacionalidades; dos españoles, una inglesa y un rumano, que estamos realizando aquí el Servicio Voluntario Europeo. Nuestro proyecto consiste fundamentalmente en promocionar la cultura del lugar donde, temporalmente, estamos residiendo.

Francisco Javier Almagro Pérez
Francisco Javier Almagro Pérez

Hemos comenzado haciendo un entretenidísimo video sobre el Carnaval de Vevchani, un pueblo cercano a Draslajca (el pueblo donde se sitúa nuestra casa de dos pisos en medio del campo), así como otro durante el pasado mes de febrero que habla acerca del sistema educativo macedonio. Para ello, organizamos y dividimos el trabajo para poder hacer las entrevistas a los distintos docentes que componen la plantilla laboral del colegio del pueblo de Draslajca y el resto de las actividades, entre las cuales destacan las clases particulares que estamos impartiendo a niños y adolescentes en una vieja escuela.

Cada uno de los cuatro voluntarios es conocedor de un área del conocimiento, de modo que las funciones de cada uno están delimitadas según esto. En mi caso, estoy terminando mi carrera de Turismo. La relación entre los procesos turísticos de la zona, el desarrollo ambientalmente sustentable, la normativa, la seguridad en la ciudad y la cultura es cada vez más clara. Struga es un lugar con una gran demanda de personas que vienen a satisfacer sus necesidades de ocio. Lo más interesante del lugar gira en torno al lago, ya que hay varias cadenas hoteleras a lo largo del perímetro costero además de restaurantes que ofrecen una exquisita carta, con productos naturales elaborados al grill (básicamente la economía se sostiene gracias a la agricultura, la ganadería y un comercio tanto exterior como de cosecha propia), a un precio bastante atractivo.

Por otra parte, el nivel de vida del pueblo es más bien bajo, lo cual hace posible comprar los productos básicos a un precio más que bueno. No obstante, esto depende del tipo de producto. Me explico: Los productos que se obtienen directamente de la tierra (verdura, hortalizas, legumbres, tubérculos, leche, maíz, trigo, etc.) se venden en un mercado central en Struga a un coste bastante asequible; no obstante, otros productos que son de importación (atunes, etc.), son un poco más caros. También lo son aquellas materias primas elaboradas mediante otras que se extraen directamente de los animales (carnes y sus derivados, embutidos, etc.). Los quesos no son caros, ya que son naturales y proceden directamente de las fábricas que elaboran estos a partir de productos extraídos del ganado. El sabor de los mismos es un poco fuerte, es decir; bastante intenso, ya que constituyen una mezcla entre varios tipos (oveja, cabra, etc.). Dado que son gente muy tradicional, los productos que vendan se atendrán a sus valores y creencias.

Los voluntarios españoles estamos barajando la posibilidad de crear un pequeño huerto donde sembraríamos algunas hortalizas y tubérculos. El objetivo de esto no es sino grabar en video el proceso de crecimiento y maduración de los productos obtenidos directamente de la tierra. Así, sabríamos cuán fértil es este terreno; hay una relación estrecha entre el desarrollo del ecosistema y aquel que otorga riqueza económica a las ciudades más próximas. De hecho, uno de los objetivos de nuestro voluntariado es presentar algún trabajo en algún programa de televisión o radio, de manera que quede constancia de esta divertida y al mismo tiempo enriquecedora labor.

Finalmente, haré hincapié en las relaciones personales, ya que realizar el Servicio Voluntario Europeo es buena oportunidad para conocer gente con otro punto de vista. Haciendo alusión al conflicto entre Albania y Macedonia, los voluntarios podremos extraer información de utilidad con la que, minuciosamente, podamos aportar algunas ideas y puntos de vista alternativos con el fin de mejorar la situación. El objetivo primordial de esto, además de ser un programa de educación no formal, es contribuir a forjar un mundo más globalizado, tolerante y armónico, ¿verdad?

¡Amigos, la clave para alcanzar la amnistía se basa en la multiculturalidad y en la cooperación! De esta manera, aprenderemos a administrar mejor los recursos de nuestro planeta con el fin de abastecer las necesidades e intereses de todo el mundo.

Más entradas

Blog

Historias que cambian el mundo

Bienvenid@ a Historias que Cambian el Mundo. En esta sección queremos dar voz a todos y todas los/as jóvenes que han vivido experiencias transformadoras por el mundo,

¿Quieres sabes más de nuestros programas?

Contáctanos sin compromiso

Acceso a webinar
close slider

Déjanos tu e-mail y accede a nuestro webinar

Compra

Carrito vacío

Subtotal
€0.00
0