¿Y tú qué harías en esta situación? III Curso Avanzado en Participación y Desarrollo

Compartir Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

A sólo tres años de la fecha límite, 2015, para cumplir los Objetivos del Milenio, pactados en el 2000 por 189 países bajo el paraguas de Naciones Unidas, el balance no es bueno. Hay avances pero son insuficientes y los recortes en los presupuestos de ayuda oficial al desarrollo (AOD) hipotecan el cumplimiento de los objetivos; hasta el momento sólo se han cumplido tres de los ocho fijados.

El Tercer Sector en España se está replanteando su funcionamiento y especialmente su modelo de financiación. Hasta ahora, gran parte de la financiación de los proyectos humanitarios ha procedido de la Ayuda Oficial al Desarrollo, con la situación actual, la ayuda a las poblaciones del Sur y la propia pervivencia del trabajo de muchas ONG está en cuestionamiento. Realmente es todo el sistema el que está en cuestionamiento. Tradicionalmente los países intervenidos por el Banco Mundial y el FMI eran únicamente los países en desarrollo, dónde la mayor parte de su población no tiene acceso a los servicios básicos que además estaban estrangulados por su deuda externa y las políticas de ajuste estructural.

A día de hoy ya no es suficiente con los intereses de la deuda del Sur, la deuda del Norte también ha de ser rembolsada. Pero realmente en este mundo globalizado es un engaño hablar de intervención de países. Partiendo de que solamente 1/3 de la población mundial tiene acceso a servicios básicos y a comodidades de vida y que esta población, hoy mas que nunca, sabemos que no está en países concretos, no podemos hablar de intervención de países, sino de sectores de población. Así en Uganda, existe un porcentaje de la población que vive millones de veces por encima de la media del país, y en España más de 2 millones de niños viven bajo el umbral de la pobreza según Unicef.

Hace años que se cuestiona el modelo de cooperación internacional ya que el balance entre inversión y resultados no es positivo, pero a día de hoy también se cuestiona su modelo de financiación y por lo tanto su funcionamiento futuro, a la vez que la pervivencia de muchos actores (ONG) que trabajan en países del Sur.

En este curso vamos a repasar el funcionamiento del orden mundial y su actual cuestionamiento, la incidencia de la crisis económica en el reparto de la pobreza y la riqueza, el cambio de modelos de financiación gubernamentales y las nuevas tendencias del Tercer Sector para seguir trabajando a favor de las poblaciones mas necesitadas.

Una primera aproximación a las posibles causas de esta paradoja: el 70% del volumen de la producción de alimentos se emplea para la exportación. En general, los problemas de hambre en el mundo están relacionados con una crisis planetaria a distintos niveles (económico, social, ambiental, ético y sobre todo político). Los modelos de desarrollo que imponen las políticas de los países denominados centrales frente a los países denominados periféricos se relacionan con la falta de soberanía alimentaria.

Este término fue propuesto por Vía Campesina; movimiento social que aglutina a campesinos y campesinas de todo el mundo para luchar contra los mecanismos internacionales que impiden ejercer el derecho a una alimentación saludable y suficiente. La soberanía alimentaria engloba, por ejemplo, cuestiones relativas a los modelos económicos actuales y al derecho de la sociedades rurales a conservar sus modos tradicionales de vida y de comercio local (dimensión económica), a los derechos de las personas a disponer de alimento adecuado y acorde a su cultura, con capacidad de producirlo y decidir cómo hacerlo (dimensión social y política), y también relativas a la conservación del medio ambiente (dimensión ecológica).

La mujer es un agente de primera importancia en el mantenimiento de la sostenibilidad social y ambiental de los pueblos. En la inmensa mayoría de las culturas es la responsable de la producción y la alimentación de su familia y por consiguiente de la conservación de los recursos naturales de su entorno. Sin embargo no tienen acceso a la propiedad de la tierra y están relegadas a un segundo plano en la mayoría de las culturas del mundo. Son principales motores de cambio y transformación social de sus comunidades y su acceso a recursos es fundamental en cualquier proyecto de desarrollo local.

En este curso, podrás entender las claves de la producción y el reparto de alimentos a escala global, la influencia de grandes empresas productoras en países del Sur y su responsabilidad en el empobrecimiento de gran parte de su población, aprenderás sobre “consumo responsable” y ¿qué puedo hacer yo? en favor de la situación.

Más entradas

¿Quieres sabes más de nuestros programas?

Contáctanos sin compromiso

Acceso a webinar
close slider

Déjanos tu e-mail y accede a nuestro webinar

Compra

Carrito vacío

Subtotal
€0.00
0