El comedor de Tanzania comienza a levantarse

Compartir Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Hace ahora casi un año comenzamos a construir un sueño. Tras haber convivido con la población albina refugiada de Kabanga School (norte de Tanzania) durante nuestro microproyecto de 2010, volvíamos a casa con una maleta llena de vivencias pero también repleta de proyectos de continuidad. Uno de ellos sobresalía con respecto al resto: construir un comedor para el colegio, de manera que pudieran empezar a comer resguardados del fuerte sol africano que tanto daño hace a su piel y sus ojos. Un espacio que además sirviera de sala multiusos en la que poder celebrar los talleres educacionales que se desarrollan y se seguirán desarrollando en el centro.

Tras meses de organizar proyectos que sirvieran para recaudar fondos (Tarjeta Solidaria de Navidades, sesiones de Monólogos Solidarios, Mercadillos Solidarios…) y presentarnos a convocatorias de distintas subvenciones públicas (Ayuntamiento de Castellbisbal, en Barcelona), por fin conseguimos nuestra meta y desde mediados de junio hemos podido comenzar las obras de infraestructura. El sueño se está empezando a convertir en realidad. En estos momentos, en Kabanga School trabajan en la construcción de los cimientos del futuro comedor, y ya hemos recibido las primeras imágenes que muestran el avance las obras y que queremos compartir con vosotros en este artículo.

La llegada de los participantes del Microproyecto 2011

Durante el mes de julio se completarán los muros del edificio y se construirá el tejado, al tiempo que se enyesan las paredes internas. Así, cuando llegue el 30 de julio y las personas voluntarias de nuestro microproyecto de este año aterricen en Tanzania, serán los primeros en poder observar el nuevo edificio. Durante su estancia en terreno verán cada día trabajar en las puertas y ventanas, en la colocación del suelo, y finalmente, en las labores de pintado y decoración interior.

Y ello, mientras el grupo multidisciplinar que compone el microproyecto de este verano en Kabanga School realiza las actuaciones propias de su proyecto, el cual este año ha sido concebido para actuar en diferentes frentes, siguiendo en todos los casos las necesidades más importantes detectadas en 2010.

En concreto, el grupo se subdividirá en grupos de trabajo según el perfil de las personas participantes, que se corresponden exactamente con las áreas de intervención. Así, cinco de los participantes son alumnos de la Universidad Europea de Madrid en la carrera de Óptica. Acompañados por una profesora, desarrollarán un programa de evaluación de la ceguera entre la población albina, actualizando y profundizando en el diagnóstico de sus necesidades, y desarrollarán un plan de prevención de la ceguera.

Otros tres participantes conformarán mientras tanto, un subgrupo que trabajará con las personas discapacitadas del centro, gracias a que sus perfiles profesionales responden a esta formación. En Tanzania realizarán labores de diagnóstico de la situación y apoyo al profesorado en su trato diario con estos alumnos, algo fundamental ya que en Kabanga School sólo hay 4 profesores de educación especial para los 194 alumnos con necesidades especiales.

El resto de participantes, de perfil más general, realizarán actuaciones de apoyo escolar, talleres y actividades manuales que puedan reportar en un futuro ingresos económicos, cursos de higiene básica y salud materno-infantil… y también profundizar en la formación informática específica para invidentes comenzada el año pasado con la donación de los ordenadores y la instalación del aula.

Como se ve, un grupo muy heterogéneo que sin duda aportará un gran valor en muchos frentes de Kabanga School durante su estancia. Un valor que se verá reforzado por la ilusión y el trabajo realizado por todos ellos ya en los meses previos a la partida, en los que los participantes de este microproyecto han sacado adelante actuaciones y eventos que han logrado gran cantidad de donaciones. No es lugar aquí de detallar el listado completo, pero gracias a su esfuerzo han conseguido implicar a empresas (como el Grupo BBVA, que ha donado 300 gafas), ayuntamientos (como el de Castellbisbal, que ha realizado colectas públicas de gafas y ha realizado una aportación económica al microproyecto), colegios (como el IES Vázquez de Mella y su AMPA, que organizaron un Mercadillo Solidario para recaudar materiales y dinero) y personas individuales.

Al final de la estancia, Vanesa Ruiz y Susana Pedrini, nuestras coordinadoras de proyecto se desplazarán a Sinyanga para visitar otro centro de Cruz Roja en Mwanza que alberga a más población albina y que hasta hoy no han recibido el apoyo necesario. Se realizará un diagnóstico de necesidades para poder poner en marcha proyectos futuros.

Un gran ejemplo que demuestra que sólo con un poco de esfuerzo, ganas e ilusión, todos juntos podemos conseguir grandes cosas.

Más entradas

Blog

Historias que cambian el mundo

Bienvenid@ a Historias que Cambian el Mundo. En esta sección queremos dar voz a todos y todas los/as jóvenes que han vivido experiencias transformadoras por el mundo,

¿Quieres sabes más de nuestros programas?

Contáctanos sin compromiso

Acceso a webinar
close slider

Déjanos tu e-mail y accede a nuestro webinar

Compra

Carrito vacío

Subtotal
€0.00
0