Estudiar idiomas en el extranjero y hacer voluntariado: una experiencia transformadora

Compartir Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Muchas personas buscamos aprender nuevos idiomas como vía para crecer desde el punto de vista personal y profesional. Hacerlo en el extranjero, si tienes posibilidad, es siempre una buena opción, pues te proporciona además experiencias vitales muy enriquecedoras. Pero, ¿y si combinas con este deseo de crecimiento tu voluntad de ayudar y mejorar el mundo? Aprender un idioma mientras haces un voluntariado internacional es una gran opción que tal vez no te hayas planteado. Vamos a profundizar un poco más en esta reflexión:

  •         Estudiar idiomas es bueno para tu mente, tu salud y tu futuro.

Razones científicas, como aquellas que apuntan a que  la lengua condiciona la forma en que percibimos el mundo, incluso en niveles muy sutiles (como el número de colores que podemos percibir), tu cerebro se desarrollará más y mejor, etc. Leer más:  Sí al bilingüismo: las 8 cosas que ocurren en tu cerebro cuando aprendes otro idioma . Noticias de Alma, Corazón, Vida.

Hay razones que afectan a nuestra salud, según varios estudios, el aprendizaje de idiomas es una herramienta fundamental para incentivar el cerebro, prevenir la demencia, fomentar la memoria y concentración, entre otros beneficios. El Alzheimer y otras enfermedades que afectan las funciones cognitivas, no son tan poderosas cuando logras mantener a tu cerebro flexible a través del aprendizaje de idiomas.

Razones prácticas que se refieren a nuestro desarrollo profesional y aumento de posibilidades laborales, hay que tener en cuenta que más del 30% de las ofertas de trabajo que se publican en portales de empleo de internet, exigen como requisito el conocimiento de alguna lengua extranjera. Es una experiencia que, sin duda alguna, te abrirá puertas en tu futuro profesional.

Y razones personales, subjetivas, aunque generalizadas, ya que gran parte de los que saben idiomas y los han aprendido viajando, coinciden en que estas experiencias transforman, forman y conforman  tu personalidad, te dan una visión más amplia, crean recursos internos que te hacen independiente y autónomo, y te ayudan a desenvolverte en muchas situaciones. Viajar al extranjero es una forma no solo de aprender un idioma de forma sólida, sino de adquirir autonomía, madurez y tolerancia y desarrollar todo tipo de competencias transversales básicas para el desarrollo personal y profesional.

  •         Estudiar idiomas en el extranjero te da la posibilidad de realizar una inmersión lingüística y cultural en el país de destino.

La forma más natural de aprendizaje en lo que a idiomas se refiere, es sin duda, la inmersión lingüística. Esta consiste en visitar, conocer y vivir en el país donde se habla esa lengua. Es decir, aprender un idioma en el extranjero.

Cuando vamos a otro país y vemos todos los carteles en otro idioma, algo cambia en nuestra cabeza. Empezamos asociar palabras con cosas de manera natural y casi sin esfuerzo.

Existen muchas ventajas a la hora de aprender un idioma en el extranjero, como la posibilidad que el lenguaje de la calle nos brinda exponiéndonos a múltiples situaciones cotidianas que nos dan la posibilidad de adaptarnos a diferentes acentos, algo más cercano a la realidad del idioma que los sonidos enlatados y perfectamente pronunciados de los audios y otros métodos de enseñanza reglada. Tu esfuerzo para entender será mayor, pero también el abanico de acentos que aprenderás.

Conocerás otra cultura, sin duda es una buena forma de hacer turismo que posibilita interiorizar la cultura local. Hay muchas cosas que no vas a aprender en los libros de texto, como expresiones y palabras cotidianas, típicas del lugar que visites.

Como ya sabrás si estás planteándote estudiar un idioma, en todas las academias coinciden en unos puntos básicos, en clave de consejos rápidos, estos son: Escucha canciones en inglés, Ve películas y series en versión original, Navega y chatea por Internet, Habla con tus amigos en inglés, Y por supuesto: ¡haz un curso de inglés en el extranjero!, todos estos consejos los puedes hacer realidad en tu voluntariado internacional.

¿Qué destino elegir?

Cómo elegir el país y la ciudad donde estudiar un idioma. Puedes ir a donde tú quieras, donde más rabia te de, donde más te apetezca… Puede ayudarte a elegir tu destino si te planteas algunas preguntas del tipo.

¿Ciudad grande o pequeña? un consejo, en los pequeños pueblos y lugares menos turísticos se pueden hacer verdaderas inmersiones lingüísticas, mucho mejor que en las grandes ciudades.

¿Destino exótico o cercano? Una buena decisión. ¿Por qué siempre hay que ir a Reino Unido para aprender inglés? Si quieres algo más de aventura, tienes otros destinos como Sudáfrica, Nueva Zelanda o Australia. Es verdad que saldrá más caro el avión, pero disfrutarás de un destino precioso y hay menos probabilidad de encontrar españoles.

¿Metrópolis o antiguas colonias? Tiene que ver mucho con el anterior. En una antigua colonia, aunque aprenderás mucho en la escuela, en la calle escucharás que la gente habla con el acento de ese país. ¿Quieres inglés británico, irlandés, norteamericano, australiano? Es bueno intentar acostumbrarse a todos los acentos.

¿Viajar en primavera, verano, otoño o invierno? Las fechas también son muy importantes: por el clima del lugar, por la afluencia de turistas y por los precios. No es lo mismo viajar en septiembre o marzo que en pleno mes de julio. Si quieres viajar barato, quizás te venga mucho mejor hacer un hueco en temporada baja antes de empezar las clases o el trabajo.

  •         Si además de aprender un idioma quieres ayudar a cambiar el mundo, vive tu experiencia como Voluntario Internacional.

Es necesario expandir nuestros horizontes, comprender el mundo a través de un lenguaje diferente también te ayudará a ver el mundo bajo una perspectiva diferente.  Esto te hará ser más tolerante y te ayudará a crecer como persona, teniendo una visión global del mundo.

El voluntariado internacional te ofrece un 3 x 2, además de aprender un idioma puedes vivir experiencias mientras viajas y al mismo tiempo ayudas a aquellos que lo necesitas. Trabajas así tu mente y tu alma, transformando todas estas experiencias y conocimientos en realidades que te forman como persona y te ayudan a crecer.

Si ya lo tienes claro y tu apuesta a la hora de aprender un idioma es hacerlo en el extranjero, plantéate unir esta experiencia con la ayuda y servicio a los demás, en alguno de nuestros destinos como voluntario internacional:

Voluntariado Internacional en India

Voluntariado Internacional en Sudáfrica

Contacta con nosotros y te ayudaremos a hacer realizad tu experiencia.

Más entradas

Blog

Historias que cambian el mundo

Bienvenid@ a Historias que Cambian el Mundo. En esta sección queremos dar voz a todos y todas los/as jóvenes que han vivido experiencias transformadoras por el mundo,

¿Quieres sabes más de nuestros programas?

Contáctanos sin compromiso

Acceso a webinar
close slider

Déjanos tu e-mail y accede a nuestro webinar

Compra

Carrito vacío

Subtotal
€0.00
0