Cuadernos de Viajes Solidarios. Ecuador Julio (3): Campamento vacacional en Carboncillo

Compartir Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Tras cumplir la segunda semana en Saraguro es momento para celebrar el tan ansiado campamento vacacional por los escolares de Tuncarta. Los días previos podíamos apreciar cómo los niños estaban impacientes por tal especial evento.

Campamento vacacional en Carboncillo
Campamento vacacional en Carboncillo

Llegó el sábado y desde muy temprano, partimos para Carboncillo, maravilloso lugar situado a 3.000 metros de altura, que fue el lugar elegido para albergar este campamento durante todo el fin de semana. En el rostro de los chavales se podía contemplar la felicidad rebosante por tener la posibilidad de disfrutar de dos maravillosos días de juegos, actividades y un sinfín de experiencias que, sin duda, tardarán en olvidar. Nada más llegar, tuvo lugar el reparto de habitaciones, la toma de contacto y la organización del campamento. A raíz de ahí, hubo tiempo para realizar numerosas actividades, tales como senderismo por la montaña, partidos de fútbol, juegos, canciones…. Un día agotador que culminamos con una películas infantiles que mantuvo enganchados a los niños hasta el final, a pesar del cansancio. El domingo, tras el desayuno, tiempo para una gymkana de numerosas pruebas que hizo las delicias de los niños y también de los no tan niños. En definitiva, un fin de semana de diversión que se reflejaba en el rostro de los niños al finalizar el campamento, lo cual nos colmó de satisfacción y alegría.

Al empezar la tercera semana continuamos las actividades en las escuelas y empezamos a preparar el final de nuestra intervención en las comunidades.

En esta última semana, además, tuvimos la oportunidad de conocer un poco más el Cantón de Saraguro y sus costumbres. Entre las visitas más atractivas cabe destacar la subida a los Baños del Inca, un lugar sagrado de esta ancestral civilización. En la tarde del martes, hubo tiempo para visitar la comunidad de Gera, donde tuvimos la ocasión de degustar el Wajango, bebida típica de la zona. Otro de los múltiples atractivos de Saraguro es el bosque natural de Washapamba, donde pudimos contemplar espectaculares paisajes y de una gran diversidad de flora y fauna.

Encaramos la última parte del microproyecto, con la misma ilusión que al principio, pero con un sentimiento de tristeza al saber que nuestra experiencia en Saraguro toca a su fin.

Más entradas

¿Quieres sabes más de nuestros programas?

Contáctanos sin compromiso

Acceso a webinar
close slider

Déjanos tu e-mail y accede a nuestro webinar

Compra

Carrito vacío

Subtotal
€0.00
0