"Esperamos contar muchos años con este fascinante proyecto"

Si existe un lugar que conecta con el pasado y el presente en la costa swajili, es sin duda la isla de Lamu en Kenia. Lamu es un lugar paradisiaco y ecológico ya que está libre de la contaminación de tráfico y ruidos: el único transporte aquí son los barcos y los burros. Hasta fechas recientes los tan solo se generaban residuos orgánicos, pero la vida moderna trajo hasta esta isla montañas de plástico.

Es a esta isla donde han viajado 12 de nuestros participantes este verano para trabajar durante 21 días el microproyecto en educación, arte y reciclaje. Este proyecto se desarrolla en una escuela completamente construida con botellas y material reciclado donde los participantes se han vinculado en el campamento de verano que la escuela ofrece a los 35 niños que acuden a esta. Han participado impartiendo clases de inglés, dirigiendo actividades deportivas, musicales y artísticas; han prestado apoyo en la cocina y huerta de la escuela y en la reconstrucción y embellecimiento de la escuela con materiales reciclados.

Los participantes han disfrutado de una inmersión completa en la cultura swajili aprendiendo algunas palabras, su cocina y participando en muchas de sus tradiciones y costumbres. “GRACIAS al pueblo de Lamu por volcarse con los extranjeros (musungus como nos llaman a los blancos en swajili). Son todo amabilidad, sonrisa eterna y jambos (hola en swajili) repetidos una y mil veces por los callejones laberínticos que conforman Lamu town.” Este es uno de los testimonios de Covadonga una de las participantes de este verano en el microproyecto. Esperamos contar muchos años con este fascinante proyecto. Asante sana, Kenia!

Covadonga, Voluntaria MP Kenia Lamu 2017

Enviar un comentario nuevo

CAPTCHA de imagen
Introduce los caracteres mostrados en la imagen